jueves, 6 de septiembre de 2012

Ocho minutos de igualdad


El otro dia lei una curiosa teoria: segun un estudio se ha podido comprobar que por si alguna extraordinaria razon fuera posible repartir toda la riqueza de la tierra a partes iguales entre todos sus habitantes,de tal modo que cada uno de ellos dispusiera de la misma cantidad de dinero y se pudiera hablar de la existencia de una autentica igualdad universal,tal situacion supuestamente idilica y deseable solo se mantendria durante un maximo de 8 minutos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.....pasado este brevisimo lapsus de tiempo empezarian ya a surgir desigualdades entre unos y otros y existirian ya personas que poseerian mas que otras
Un dato curiosisimo que nos hace reflexionar sobre algo que puede no ser politicamente muy correcto pero que no deja de ser una verdad como un puño: Los seres humanos no somos iguales por mucho que nos empeñemos en creerlo
Y no lo somos en cualquiera de los sentidos que podais imaginar: no somos iguales en fuerza (y eso lo sabemos muy bien los que fisicamente somos mas debiles y que durante la infancia pudimos sufrir alguna humillacion a manos de algun maton cuya unica "virtud" era ser mas fuerte),no somos iguales en belleza (y es indudable que los guapos parten con ventaja en el juego de la vida),no somos iguales en riqueza economica (como es evidente),no somos iguales en inteligencia y por supuesto y como resulta obvio ni siquiera somos iguales ante la ley....siendo asi...¿a quien le extraña que alcanzar una situacion ideal de igualdad no pueda sino ser un sueño efimero?

24 comentarios:

  1. Muy cierto es un sueño efímero, en esos 8 minutos esta claro que los que se harían con más dinero y poder serian los seres que utilizarían el dinero para aumentarlo y con ello obtener el poder, los malgastadores quedarían en poco tiempo arruinados. No, no somos iguales y me alegro por ello, si tuviésemos enfrente un alma gemela veríamos en ella los propios errores nuestros que no deseamos ver.

    Un beso guapo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva: Tienes toda la razon en tu analisis.Y yo tambien me alegro de que no seamos iguales pues en la variedad esta el gusto...ademas de la razon que tan certeramente señalas
      Besazos guapa

      Eliminar
  2. Tal vez la igualdad fuese otra desigualdad. Habría que filosofar sobre ello. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose Luis: Muy interesante tu aportacion....pensare sobre ello
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Está claro, siempre lo tuve claro, tan clarito como lo expones. Mi fortuna fue... digamos que "equilibrada" un juicio hecho así de repente pero con suficientes datos temporales. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. emejota: Me alegra una vez mas nuestra coincidencia.Aunque por guapa seguro que tuviste mas suerte de la normal
      Besos guapa

      Eliminar
  4. No me gusta pensar así, quizás soy muy ingenua pero hay algo que nos iguala a todos EL BESO Hombre, mujer, joven, viejo, rico, pobre, listo, tonto... a todos nos salva un beso sentido.
    Besos a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Musa: Ni siquiera todos los besos son iguales....y si no mira el beso de judas
      Un beso (no de Judas) para ti

      Eliminar
  5. Interesante esa teoría, y recuerda a la eterna lucha entre el Orden y el Caos. No sé si lo has hecho intencionadamente, pero esa ilustración me recuerda vagamente al símbolo del Yin y el Yang. De todas maneras, y partiendo de esa evidencia de la desigualdad como algo inmanente a la naturaleza humana, en muchas ocasiones "aparecen" unos elementos compensatorios que, de algún modo, reequilibran la balanza, como una porción del Yin dentro del Yang, y viceversa. Yo de niño siempre tuve una talla notablemente inferior a los otros niños de mi edad, y eso me convirtió en objeto de motes y burlas por parte de esos "matones" que nombras, y en los deportes era el último a los que los demás deseaban tener en su equipo, hasta que con la pubertad pegué el estirón. Pero, sin embargo, era el empollón de la clase, el alumno predilecto de los profesores, y objeto constante de sus alabos, y quizás por eso nunca desarrollé complejo de estatura, porque realmente nunca me sentí "inferior" a esos compañeros que me llamaban enano. Y como éste creo que todos conocemos o hemos vivido multitud de ejemplos. Así y todo, creo que la justicia social debe ser una meta irrenunciable por la que siempre hay que luchar, aún en contra de la tremenda fuerza del Caos. Un fuerte abrazo.

    PD: Ah, feliz cumpleaños, aunque con algo de retraso, :-P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roberto: Busque una ilustracion que reflejara la idea del texto y efectivamente se puede interpretar como tu lo haces.Tus experiencias escolares me recuerdan bastante a las mias.Me gustaria creer een esa justicia social
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Ya lo dijo Nietzsche (y tu nos lo recordaste): la igualdad es una utopía.

    Y yo pienso: ¿Són también utópicos los derechos humanos?

    PDS:Utópico es mi retorno, y tópicos lo que más he roto en este viaje. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pekosilla: Y parece ser que el bueno de federico tenia mas razon que un santo...aunque precisamente esta afirmacion no le habria gustado mucho a el
      Me alegra volver a verte por aqui y aun mas saber que has dedicado tu verano a romper topicos....creo que es el mejor modo de viajar
      Besos

      Eliminar
  7. Tienes mucha razón,esa igualdad universal es una utopía,pero ¿qué sería del mundo si no quedaran personas que pensaran que sería posible si todos nos esforzáramos un poco?bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yoli: pues supongo que seria un lugar aun bastante mas feo de lo que lo hemos convertido
      Besos

      Eliminar
  8. Hola Juanjo:

    Vaya reflexión. También lo he pensado.

    Creo yo que es cuestión de oportunidades. Quizás si partiésemos de un mismo punto en similares condiciones, la situación sería otra. No es lo mismo estudiar en Europa que en África...Pero supuestamente partimos en igualdad de condiciones aunque no de oportunidades...Pero ya hay algunos que sabiendo esto, miran para otro lado, para intentar no cambiar esos 8 minutos, que probablemente no lleguen nunca

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel: totalmente de acuerdo contigo por lo que respecta a lo de las oportunidades.No son las mismas y ello es sin duda el origen de toda desigualdad
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Es evidente que la igualdad no significa ser personas con las mismas capacidades.La igualdad social vendría definida por tener el acceso a las mismas oportunidades y servicios.

    Un abrazo y Feliz año Nuevo Juanjo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. antonio: comparto tu analisis al igual que el de Manuel
      Un abrazo amigo

      Eliminar
  10. la igualdad... nos falta tanto por aprender
    y unos se creen que no lo somos por tonterias mínimas

    no crecemos igual del cerebro y de las ideas???

    ;)

    besos

    ResponderEliminar
  11. Jo: No estoy seguro de que crezcamos igual,hay estudios que demuestran que la extrema pobreza hace que el desarrollo intelectual tambien sea mas pobre
    Besazos guapa

    ResponderEliminar
  12. En serio? 8 minutos!!!
    Buenoooo tal vez las desigualdades nos hagan especiales, pero claro, son taan injustas algunas ;P

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  13. Abismo: si,solo 8 minutitos de nada
    Algunas desigualdades son injustas pero otras me parecen atractivas :)
    Besos desde el borde del abismo

    ResponderEliminar
  14. Bueno, supongo que una igualdad tan estricta sería imposible mantenerla, pero evidentemente se puede hacer más hoy en día por paliar las desigualdades, hacerlas más estrechas. Pero como no hay voluntad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pecosa: Ni voluntad ni cada vez menos medios
      Besos

      Eliminar