viernes, 21 de septiembre de 2012

Los niños incordiantes y sus padres odiosos

Conforme ta vas haciendo mayor tu vida social empieza a reducirse ostensiblemente y la verdad es que te importa un pimiento.Pero tambien es cierto que de vez en cuando resulta agradable el reunirse con amigos y charlar y divertirse con antiguas o nuevas anecdotas,es por ello que cuando esas ya cada vez mas escasas reuniones tienen lugar en un restaurante o en un sitio publico te fastidie enormemente que algo te impida estar plenamente a gusto en dicho lugar y sin duda uno de los factores que mas contribuyen a obstaculizar nuestra felicidad en dichos momentos son los cabreantes niños berreantes.
Son esa especie de engendros maleducados que no paran de aullar,llorar y moquear durante toda la noche imposibilitando de ese modo cualquier posibilidad  o esperanza de poder tener unos momentos de sosiego y felicidad con tus amistades y con tus seres queridos
Es ademas relevante señalar que los motivos por los cuales estas desagradables criaturas se ponen a aullar a la luz de la luna suelen ser de enorme trascendencia como por ejemplo que quieren otro helado de chocolate o que su primito tiene dos chicles en vez de uno como el.
Aunque si tenemos que ser justos en realidad la culpa no es de ellos sino de sus impresentables padres que les permiten con total disciplencia este tipo de malcriados comportamientos.¿En que momento un niño es capaz de imponer su autoridad a un padre a base de gritar, escupir y morder como si de la niña del exorcista se tratara? Porque no nos engañemos....este tipo de situaciones suelen acabar siempre igual.....con el padre o la madre cediendo para que el niño acabe con su espectaculo cirquense y de este modo se salga finalmente con la suya.....que gran manera de educar¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Y lo que mas me jode de todo esto es que mi pareja y yo decidimos no tener hijos asi que me pregunto porque narices me tengo que tragar yo la mierda de los demas.Si esos padres son incapaces de controlar a sus hijos entonces deberia prohibirseles por ley el sacarlos a sitios publicos

48 comentarios:

  1. Soy madre de dos niñas (dos niñas super guapas y educadas, que puedo llevar a todas partes porque son buenísimas), pero cuando vamos por ejemplo a merendar con otras mamas y sus hijos (algunos tremendos)... montamos un circo allá donde vamos... somos cinco mama y sumamos como 8 niños... así que somos el temor de cualquier cafetería¡¡. Creo que ésto no te ha consolado mucho¡¡.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina: ja,ja,ja....no me ha consolado mucho no guapa.Pero claro,tambien intento entender la postura opuesta
      Por otra parte no dudo para nada que tus hijos esten perfectamente educados :)
      Besitos

      Eliminar
    2. Marina: ja,ja,ja....no me ha consolado mucho no guapa.Pero claro,tambien intento entender la postura opuesta
      Por otra parte no dudo para nada que tus hijos esten perfectamente educados :)
      Besitos

      Eliminar
    3. opssss...el blogger hoy no me funciona muy bien

      Eliminar
  2. Las terrazas son un lugar de cría social. Allí, los niños son de todos los presentes porque sus papis han decidido legar su responsabilidad al resto de comensales. A veces, es imposible que no se te atragante la comida. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose Luis:si,tienes razon.Lo prteocupante es que los padres legen su responsabilidad a los demas,una responsabilidad que es solo suya.Y con lo caro que se ha puesto cenar fuera,las pocas veces que ya lo hago me gusta disfrutarlo
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Ay déjame que me ría un poco. Hace muchos años, muchos muchos yo decía "No no, ese niño no le conozco no es mío", anda y que no habré pasado malos tragos, pero no por aullidos, que esos nunca se dieron en público, sino por cosas "peores". Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. emejota: ja,ja,ja...me has dejado con la curiosidad...ja,ja
      Besos

      Eliminar
  4. Niñosssssssssssss...!!!! ?????
    los padres peores.
    besos cacereños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liova: los padres son siempre los culpables
      Besos valencianos

      Eliminar
  5. Por eso ya hay cafeterías y hoteles en las que no se admiten niños.
    Pero, sí, la culpa es de los padres: los niños entienden incluso las miradas.

    ResponderEliminar
  6. mariajesus: Sin duda es una gran iniciativa la de esos cafes y hoteles que desde aqui aplaudo y apoyo
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No se puede hablar sin experiencia, no se puede juzgar sin conocer.

    Besitos melón

    ResponderEliminar
  8. Eva: Experiencia si tengo....de aguantar los berridos de esos niños...ja,ja,ja
    Besazos guapa

    ResponderEliminar
  9. Los niños, esos hermosos monstruitos.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. disancor: a veces mas monstruitos que hermosos
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Los mios se comportan Juanjo. Siempre me enseñaron que todo a su tiempo. Eso si en casa...Acaban con todo... ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NManuel: Eso es porque eres un buen padre y un buen reducador.Mis felicitaciones y respetos
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Si... tienes razón, nada peor que cuando te libras de los tuyos (es un decir, claro) aguantar los de los demás...

    No sólo los berreones, que los cantabailadores estupendossss :P

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abismo: Si,hay varias categorias de niños incordiantes....tendria que profundizar mas en mi analisis
      Besos desdse el borde del abismo

      Eliminar
  12. Te doy mi teoría.

    Actualmente estamos en una sociedad en la que se sobreprotege demasiado a los hijos. Y ese es el fallo. Una cosa es proteger y otra sobreproteger que es lo que hacen los padres de hoy. Y estos mismos padres piensan que decir NO a su hijo los va a marcar y les generará un trauma.

    Yo sólo digo que mi madre me decía muchas veces, bueno muchas no, muchííííííííísimas veces NO y he crecido sin ningún tipo de traumas.

    Hay que volver a enseñar a los padres que decir NO es una regla básica para una educación sana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loco: No puedo añadir ni una coma a tu teoria.Estoy totalmente de acuerdo contigo
      Un abrazo

      Eliminar
  13. en que momento... no lo sé seguro que ha de ser de por si ya un trabajal ser padre
    ahora buen padre!!??

    al final a esos niños berrinchudos terminan educandolos todo mundo sobre todo si los padres blandenques no les dicen nada!!!



    ufaaaaa me ha pasadooo
    que pasadaaaa

    :P


    si un dia soy madre tomare en cuenta este post
    no al malcrio de los crios
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JO: no te has pasado para nada.....quizas te has quedado corta y todo :)
      Si algun dia eres madre,estoy seguro de que seras una madre estupenda
      Besazos guapa

      Eliminar
  14. Entre criar a un hijo con todo el cariño del mundo y crear un pequeño monstruo egocéntrico hay una delgada frontera que no siempre es fácil de distinguir para los padres. Recuerdo a una sobrina mía cuando apenas tendría un año y medio que, al no concedérsele un capricho, empezaba a llorar cada vez más fuerte, luego se tiraba al suelo en plan dramático total pataleando y dando puñetazos como lo haría cualquier actriz, y luego empezaba a dar vueltas como un reloj para darle más énfasis a su falsa tragedia. Acostumbraba a hacerlo, y siempre seguía el mismo guión, pero se le dejó de hacer caso y, afortunadamente, corrigió esa conducta. No quiero pensar cómo sería ahora, que es adolescente, si le hubiera premiado después de cada "función". Sin duda la culpa de que existan esos pequeños monstruos la tienen esos "padres odiosos" que no han sabido educar a sus hijos. Pero su error lo pagamos todos, y sé de lo que hablo, porque he trabajado en la docencia. No obstante, tampoco hay que olvidar que, no la crianza, pero sí la educación de los niños, nos compete a todos los adultos de la "tribu", y con este tipo de comportamientos: tolerancia cero. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roberto : Al iguial que en el caso de Loco,no puedo añadir mas a tu razonamiento perfectamente expuesto
      Solo te apoyo y te digo que "Tolerancia cero"
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Esos niños aberrantes que nos crispan los nervios a todos, saben muy bien que tienen unos padres a los que les han cogido la medida. Suelen conseguir lo que se proponen con esos espectáculos, así que, como bien dices, son éstos los que han permitido que se creen estos pequeños monstruos.

    La solución es bien sencilla, y ya la han apuntado algunos más arriba: saber decir NO, e ignorar esas actitudes para que terminen abandonándolas por no lograr nada.

    Jo, cómo me he enrollao :p

    ResponderEliminar
  16. juanra: De rollo nada Juanra,esta muy bien escrito y coincidimos ya varias personas en la misma tesis...la necesidad de saber decir "NO"...una palabra tan corta que parece tan complicada de pronunciar
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. jajajjajajajjajjajaja muyyyy buenooo!!Pero...la culpa...siempre es de los padres!!!No nacemos con un manual de instrucciones y...unos tienen menos paciencia que otros...a unos...les importan un rabano los hijos...a otros solo les importan que tengan "bienes materiales" ...en fin...un montón de circunstancias que hacen que los niños...berreennn en sitios públicos jajaajjjaja
    Mill besitos

    ResponderEliminar
  18. midala:Me alegra que te haya gustado y divertido el texto.Evidentemente no nacemos con libro de instrucciones...asi que la culpa es de quienes no saben darnoslas
    Besitos....mil y uno :)

    ResponderEliminar
  19. ¡Amen!

    Se puede decir más alto, pero no más claro.

    jajajaj, me ha encantado tu entrada, tienes más razón que un santo.

    un besín

    ResponderEliminar
  20. Ababol: En primer lugar bienvenida al blog y gracias por escribir
    Espero que vuelvas por aqui siempre que asi lo desees
    Me alegra que te haya gustado la entrada
    Un besin

    ResponderEliminar
  21. Pero no es que sean incapaces sino que ¡¡a eso están acostumbrados desde pequeños!! Y francamente les interesa un pepino la molestias que puedan ocasionar a las otras personas.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Drac: Por supuesto,todo es cuestion de costumbre y educacion
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  22. Los niños son el reflejo de esta sociedad tan egoísta y consentida en la que vivimos creando seres sumamente egocéntricos.Sin duda hay que cambiar mucho.

    Abrazos y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  23. Antonio: sin duda alguna...para lo bueno y lo malo son un reflejo de la sociedad
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Me has hecho recordar a un artículo del suplemento del País que escribe Antonia San Juan...
    "Educación seria poner límites a nuestros hijos para que no se conviertan en unos perversos e inadaptados, para que no crean que el mundo está a su disposición. Les hacemos un flaco favor, dándoles todo, los convertimos en inútiles que no desean porque la mamá les da antes de que ellos pidan, y eso no es ser una buena madre."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo: Muchas gracias por ese gran texto que cuenta con todo mi apoyo
      Un abrazo

      Eliminar
  25. Son un verdadero incordio: vas al cine y siempre hay alguno que armoniza la palícula con su banda sonora. En cualquier evento social de transcendencia vital (bodas, bautizos , comuniones)me llego a apiadar del cura. Es imposible intentar venderle algo a alguien (excepto un chupete), si se ponen a berrear mientras haces tu trabajo...
    Curiosamente, el otro día me encontre una cinta de cassette, le di al play...y mi sorpresa fue que se trataba de mi canto gregoriano, una mañana que mi abuela y mi madre se fueron de compras al centro de Castellón. Cómo yo no quería salir del coche, manifeste publicamente mi disconformidad. Lo quemis inocentes 3 años no sabían...esque mi madre llevaba una grabadora en el bolso que se encendió por accidente. Mi concepción de los berreos es más tolerante.

    No debemos olvidar, que detrás de cada adulto...hubo un niño berreando. (Voy a practicar cuando vea a Rajoy o al Rey por la tele, y me los imaginaré berreando).

    Besos

    ResponderEliminar
  26. pekosilla: ja,ja,ja...me ha hecho gracia eso de que descubrir la cinta de tus propios berreos te ha hecho mas tolerante con los berreos de los de mas
    Pero lo cierto es que conociendote seguro que hasta berreando lo hacias con clase
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  27. Reconozco que cada vez soy más especial con respecto a los niños (y eso me echa para atrás a la hora de pensar en si quiero tener hijos), no tengo demasiada energía para aguantar gritos y lloros, sobretodo en lugares públicos. Adoro los lugares para mayores de 18, jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pecosa: pues ya somos varios en el club...bienvenida
      Besos

      Eliminar
  28. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA


    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.


    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar
  29. Que bonito es hablar de la educacion infantil, o la ausencia de la misma, cuando la unica idea que tienes de un niño es la de un pigmeo moqueante y ruidoso porque si.

    P.D: Por cierto, se dice circense.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena: Gracias por la correccion ortografica
      Tengo bastante idea de niños...paso el dia rodeado de bastantes mas que tu posiblemente.

      Eliminar