lunes, 3 de mayo de 2010

Las edades de mi cuerpo

Decia Nietzsche (siempre a vueltas con el ) que la fisiologia condiciona nuestro modo de pensar.......nada mas cierto.Los cambios que nuestro cuerpo va sufriendo a lo largo de la vida determinan de un modo indudable nuestros gustos , nuestro caracter y nuestra forma de vivir.


¿No os resulta sorprendente,por poner un ejemplo,que la inmensa mayoria de los niños (niños,no bebes) odien la sopa (verdad Mafalda?) y sin embargo de mayores de repente le cogamos el gusto?.En este caso concreto yo pienso que los niños odian la sopa porque de mas bebitos se hincharon a comer papillas y ya estan hartos de ese tipo de comidas......mientras que de mas mayores es lo que mejor nos sienta....para que vamos a mentir.


Como este se podrian encontrar miles de datos que confirmarian la afirmacion de Nietzsche.Ahora mismo puedo decir por ejemplo que mi cuerpo no tolera tanto el alcohol como antes.....antes,cuando salia de fiesta dia tras dia como mucho sentia un leve malestar que al primer nuevo cubata se me pasaba rapidamente......ahora cuando al fin me decido y heroicamente me marcho una noche mas o menos de fiesta,tardo al menos una semana en recuperarme......por eso cuando somos jovenes vivimos mas en la calle que en casa y sin embargo cuando somos mas mayores decimos que ya no nos apetece tanto salir y que preferimos hacer vida de casa.....¿Pero es a nosotros a los que no nos apetece salir o a nuestro cuerpo?


Por eso cuando somos jovenes huimos de las reuniones familiares como de la peste y no nos interesan demasiado las batallitas de nuestros padres y tios.Sin embargo ahora que vemos envejecer el cuerpo de nuestros padres y tambien el nuestro,estamos atentos a todas sus historias y anecdotas,intentamos retenerlos a nuestro lado cuanto mas tiempo mejor.


Antes nuestro cuerpo rebosante de hormonas vivia y sentia el amor de un modo mas fisico,corporal,sexual,pasional......ahora que ya no podemos mantener un ritmo tan elevado,hemos aprendido a vivirlo de un modo mas pausado y mas tierno.


Antes quedabamos a cenar con nuestros amigos y despues nos ibamos a tomar unas copas hasta la hora que hiciera falta,ahora preferimos quedar a comer con ellos porque nos da mas horas de margen para recuperarnos antes de meternos en la cama.


El cuerpo,quien lo duda,marca nuestro ritmo de vida,nuestro estilo de vida......ese cuerpo que algunos han pretendido condenar pero que es lo mas propio que poseemos

28 comentarios:

  1. ... y cuando el cuerpo tiene una edad y la mente se empecina en luchar contra esa cronología física y te intenta convencer de que tienes menos?

    ... y lo malo es que lo consigue (Peter Pan aparte, of course...).

    Yo pensé que me había hecho mayor (je) el día que en un restaurante pedí un besugo en vez de un solomillo, pero algo no me cuadró cuando a la semana siguiente estaba comiendo una bolsa de patatas "king size" sentada en la acera de una calle con una amiga.

    O es que tengo dos personalidades??

    Muxu bat

    ResponderEliminar
  2. kaoki:normalmente en la batalla entre cuerpo y mente,el cuerpo acaba ganando siempre aunque sea por agotamiento......lo cual no impide que podamos obtener algunas victorias parciales sobre el......como el dia de las patatas u otro que nos permitimos una juerga desmadrada
    Besos

    ResponderEliminar
  3. el paso del tiempo y su incidencia en el cuerpo y tambien en la mente ...no se puede parar...
    yo, lo unico que deseo y es mi meta, llegar a ser una vieja sabia y fuerte...
    un beso y gracias siempre por tus comentarios

    ResponderEliminar
  4. stultifer:sera cuestion de empez<ar a usar pilas energeticas
    gianna.no se puede parar desde luego y hay que aprender a asumirlo con dignidad.Ojala yo tambien pueda ser un viejo sabio y fuerte.gracias por tus palabras
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. y tanto que estamos condicionados por la veteranía del físico. De todas formas tomando el testigo de la nota discordante en esta tertulia, pienso que un tipo de pensamientos más vitalistas nos invita a hacer cosas que incluso de jovenes creíamos imposibles, descabelladas, etc.. yo, por ejemplo, a pesar de divertirme en mi adolescencia haciendo deporte siempre fuí un paquete y ante el desafio de realizar ciertos ejercicios, simplemete pasaba por no creerme capaz de realizarlos. Hoy día sin embargo, habiendo dejado la adolescia un "poquito" atrás, he vuelto a hacer deporte (artes marciales) y la verdad es que estoy haciendo cosas que jamás pensé que pudiera ser capaz, y no soy ni por asomo un atleta. La mente nos condiciona muchísimo, hay muchísimos abueletes con una vitalidad que much=s la querríamos para nosotr=s, y jovenes que les cuesta hasta levantar los pies del suelo para andar.......... en fín, que pienso que la edad no es solo cronólogica.
    Juanjo, gracias por tu texto, que una vez más nos sirve de pretexto para darle vueltas a la olla.
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hoka key:muy acertadas tus palabras amigo.es cierto:la mente puede condicionar al cuerpo hasta cierto punto y en ocasiones puede actuar como placebo para el.Pero el proceso inverso tambien ocurre y creo que es aun mas avasallador.
    Por otra parte podriamos meternos en un terreno muy pantanoso:el de la relacion mente-cuerpo y sobre todo si este es en verdad un problema o mas bien un pseudo problema:los reduccionistas tienden a opinar que la mente no es mas que un producto de la actividad cerebral que al fin y al cabo es tambien cuerpo
    Un abrazo y gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuánta razón en las palabras de Nietzsche!
    Y qué buenos ejemplos has puesto... cierto que el amor se vive de otra manera, que ya no nos apetece salir tanto y preferimos las reuniones en casa, que si sales una noche tardas un montón en recuperarte aunque no se haga mucho exceso, UFFFFF, mi cuerpo lo siente y manda la orden a mi cerebro de "NO ME APETECE SALIR". Bueno, en cuanto a las sopas te diré que el problema lo tengo yo porque no como ni sopas ni purés porque se me hace bola, empiezo a masticar y no me lo puedo tragar... lo curioso es que con chuletones y demás delicatessen no me ocurre eso. BESITOS Y SALUDITOS DE FRÍO DESDE CÁCERES.

    ResponderEliminar
  8. Juas! cierto cierto cierto...antes salía todos los días de la semana de pinxos e viños por Ourense y los findes empataba tarde-noche, coñe! que recuerdo quedar con la pandilla hasta los lunes y tener que cambiar planes porque había muchos sitios cerrados por descanso del personal, ¡un lunes! por diossssss! ¿quién iba a querer salir un lunes? Estoy hablando de a los veintitantos años hace muuuuuuucho tiempo ya y ahora....que no me hablen de salir de noche que no aguanto más allá de las 11-12 de la noche, prefiero quedar a comer de día pero a partir de las 10 el pijama de franela y las zapatillas de guatiné y ya no soy persona, como dice Stultifer...la pila de años y como tú dices...el cuerpo cambia, verdades como puños.

    ResponderEliminar
  9. Ciertamente el cuerpo está en constante evolución y la mente se ha de adaptar a estos.Algunas veces nos hacemos el valiente intentando emular algún hecho de nuestra juventud pero el cuerpo nos hará saber de que ya no es el mismo.
    Creo que por norma general los años nos restan vitalidad a cambio de sabiduría.

    Saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  10. Liova:Veo que compartimos experiencias aunque te felicito por tu aguante chuletil.....a mila carne cada vez me cuesta mas de digerir.Besitos y saluditos desde Valencia
    Lakacerola:ja,ja,ja......me he reido mucho leyendo tus historias y me he sentido muy identificado
    Antonio:totalmente cierto.....¿pero hemos salido ganando o perdiendo con ese cambio?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ni se gana ni se pierde, hay que tomarlo como un cambio natural de la propia vida.No existe un otoño sin su primavera y una primavera sin otoño ,solamente hay que disfrutar de las propias posibilidades de cada uno intentando descubrir nuevos territorios.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Bueno, ahora no hacemos o sentimos como antes, pero antes tp. hacíamos o sentíamos como ahora. Eso es lo maravilloso, no? aprovechar y adaptarse al paso de los años. En ciertos aspectos no me cambio por mi a los 20. Un beso cielo.

    ResponderEliminar
  13. Antonio:me parecen muy sabias tus palabras.Un saludo
    Nieves:es cierto,en cada etapa de tu vida sientes de un modo distinto.Yo solo me cambiaria por mi "yo" de los 20 años para no padecer estos dolores de espalda.....en todo lo demas ahora me siento mucho mas rico y mas completo.Un besazo para ti ricura.

    ResponderEliminar
  14. Yo sigo teniendo ganas de salir a cenar y tomar una copa de vez en cuando (que no de fiesta, ojo). Donde sí he notado los años es en resistencia estomacal al alcohol y al picante. Antes tragaba de todo. Ahora las cosas han cambiado y las comidas y bebidas fuertes me dan retortijones (y eso que no llego a los trenta. Espérate dentro de diez años).

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo contigo pero....¿dónde te has escondido?, venga, sal de algun rincón de mi casa, vamosssssss.
    Me explico, este fin de semana estuvimos hablando de este tema con mi familia. Intentaba exxplicarle a mi hijo los cambios por los que pasa una persona y, claro, él, en plena adolescencia, no lo entiende.
    El es un callejero y yo lo fuí, cosa que ahora soy muy casera, disfruto con otras cosas que antes rechazaba.
    ¿Y el alcohol? Aissss madremíadelamorhermoso, te contaré que hace unos pocos fines de semana salí con mi marido y al segundo cubata tuve que salir de su brazo y mareadísima. Qué bajo has caído, Emibel.
    Siempre contigo y con Nietzsche, por supuesto.
    Besicos y disculpa mi ausencia estos días, he ido liadilla en mi trabajo .

    ResponderEliminar
  16. Dicen los entendiidos que la vejez esta en la mente, yo digo que esta en todo el cuerpo. Todo cambia con los años. A mi la cerveza me ponía alegre, ahora me pone triste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Simplemente somos un buen puñado de necesidades fisiologicas creo que afortunadamente,sobre lo de las edades de nuestro cuerpo creo que la fuerza de la costumbre tendria algo que decir,de todas formas yo tengo en mente llegar alos 180 asi que me quedan muchas edades que pasar,saludos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Nietzsche no podía estar más en lo cierto..,
    porque al final, la mente acaba controlando
    el cuerpo!

    ¡Un abrazo, Juanjo!

    ResponderEliminar
  19. Pecosa:estoy convencido de que dentro de diez años estaras maravillosa......mientras que yo ya me veo condenado a los herviditos....ja,ja.Un beso
    Emibel:Nunca te lo dije pero instale camaras espias en tu casa....ja,ja.ahora en serio:es una maravillosa coincidencia puesto que a mi se me ocurrio escribir esta entrada despues de la comida familiar del domingo en la que ocurrtio algo parecido con mi sobrina.Te aseguro,tal y como lo dije yo ewn ese momento,que es imposible que un adolescente comprenda ahora ese punto de vista,......solo lo haran con el tiempo.,...y entonces ya no seran adolescentes.Un besazo
    Disancor:yo estoy con esos entendidos y contigo.Un abrazo amigo
    Severino:si piensas llegar a esa edad(cosa que no dudo)entonces podemos decir que aun estas en la pubertad de tu larga vida,asi que estos razonamientos no se aplican a ti....ja,ja.Un abrazo
    Carlos:¿acaso la mente no es una parte mas de nuestro cuerpo?Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. el cuerpo es de lo poco que nos dura toda la vida.. merece la pena cuidarlo un poco.. y todos nos damos cuenta de q cada dia las resacas cuestan mas pasarlas.. sin seguir dopándose claro ;)

    ResponderEliminar
  21. Juan carlos:para mi cada resaca (cada vez tengo menos porque cada vez salgo menos)se ha convertido en algo insufrible.Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Paso por tu casa para dejarte un saludo.

    Una gran verdad lo que dices en tu post, con el paso del tiempo cambia nuestra percepción de la vida.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Silver's Moon:Puedes volver cuando quieras porque siempre seras bienvenida.Gracias por opinar y me alegro que coincidamos en nuestros puntos de vista.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. El cuerpo y la edad que hay edades que ya no estan para determinados trotes...un abrazo...

    ResponderEliminar
  25. Alijodos:Desgraciadamente cuerpo y edad suelen ir unidos.Aunque es cierto que conozco a mas de un joven mucho mas viejo que yo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaoki: me hubiera gustado leer tu opinion

      Eliminar