miércoles, 12 de mayo de 2010

Como fui a comprar cromos de desgracias humanas

Posiblemente si leisteis mi entrada de como convenci a mi hermano de que era negro os habreis quedado con la imagen de un niño bastante ruin y abyecto.
Pero la verdad es que en realidad era mas ingenuo que otra cosa.Puede que poseyera cierta maldad para tramar tremendo complot contra mi hermano,pero a la vez estaba pleno de un candor incluso excesivo.Si no os lo creeis atended a la siguiente historia que por mucho que os cueste aceptarlo es tan veridica como la anterior.
Yo deberia tener unos doce o trece años cuando escuche hablar por primera vez de su existencia.Eran comentarios,susurros mas bien ,entre dos compañeros de clase con los que guardaba una relacion bastante estrecha y por lo tanto yo me consideraba en mi derecho irenunciable de exigirles que compartieran tan privilegiada informacion conmigo.

Por eso un dia me arme de valor y me dirigi a ellos:

-"oye,que son esos cromos de los que os oi hablar el otro dia?"

Ellos pusieron una cara de profunda ignorancia a la par que demostraron sus dotes de actores:
"
-"¿de que estas hablando?¿a que cromos te refieres?"

-"Venga,no disimuleis.El otro dia os oi hablar de unos cromos de desgracias humanas.Son personas que tienen algun tipo de defecto" (aun no puedo creerme que de veras tuviera algun tipo de interes en coleccionar una serie asi de cromos aun en el caso,bastante improbable,de que alguien hubiera tenido el mal gusto de editarlos)

-"oye,tu estas loco? como van a existir unos cromos asi".Me dijeron dandome de lado y dejandome en la mas profunda soledad del ignorado.
Pero seguian hablando entre ellos,cuando yo creia que ellos pensaban que yo no los oia.Musitaban y se intercambiaban imagenes extrañas,gritaban alborazados como dando a entender que alguno de ellos habia encontrado un ejemplar especialmente raro( no se, por ejemplo:un hombre al que le hubiera crecido una mano en las axilas).Asi que finalmente,desesperado,por no poder acceder a tan precioso conocimiento,decidi enfrentarme de cara y resolver de una vez tan engorrosa situacion:
-"ya esta bien,vosotros sois mis amigos.Decidme donde puedo ir a comprarme esos cromos"
Mirada complice entre ambos.Tensos segundo de silencio que parecieron horas.Corazon acelerado y de repente la frase absolvedora,redentora:
-"Esta bien,te lo vamos a decir.Pero debes prometer que no se lo contaras a nadie mas"
A esas alturas yo hubiera estado dispuesto a prometer que habia asesinado a Kennedy,si a esa edad hubiera conocido la existencia de tal personaje
-"estos cromos son muy especiales y solo los venden en un kiosco de la ciudad".
Llegados a este punto ya deberia haber sospechado algo:¿que tipo de empresa iba a distribuir sus productos solo en un kiosco......pero me imagino que por aquellos entonces no estaba muy al tanto de las tecnicas de marketing.....y mi ansia se encontraba muy por encima de mi escaso o nulo raciocinio.
Mis amigos,camaradas y compañeros me indicaron (como si de un mapa del tesoro se tratara) la ubicacion exacta de ese santa santorum,de esa meca de mi ilusion,de ese paraiso prometido e incluso me acompañaron al lugar donde por fin alcanzaria mi preciada recompensa.
Asi pues con pasos tremulos y manos sudorosas,nervioso como novio ante el altar,me acerque a ese lugar magico.Dentro del pequeño recinto se encontraban dos ancianos con cara de malas pulgas,boina encasquetada y garrote en mano (creo que aqui deberian haber empezado a sonar todas las alarmas,pero ni con esas......no os decia yo que era un ingenuo?
Nervioso como estaba no recorde de un modo correcto las instrucciones que me habian dado mis amiguitos(habian existido encarecidamente que preguntara por los cromos de desgracias humanas) y tartamudee un poco hasta que al final me atrevi a preguntar lo siguiente:
-"¿Tienen cromos,desgracias humanas?"
Como podeis suponer mi pregunta no fue recibida de un modo demasiado cariñoso y aquellos venerables ancianos soltaron por su boca todo tipo de exabruptos acompañados de sus respectivos sapos y culebras y demas recuerdos cariñosos hacia mi familia.
confundido con tan agresiva acogida,acudi a donde me esperaban mis amigos impacientes,suponia yo,por compartir el preciado botin que hubiera obtenido:
-"oye,me habeis tomado el pelo o que? dije,justamente indignado.
-"¿porque lo dices-contestaron casi al unisono con falso candor
-"esos abuelos casi me matan cuando les he pedido los cromos"
Me miraron largamente y empezaron a mover sus cabezas de un lado a otro compasivamente
-"pero a ver ,como has pedido los cromos?"
-"como vosotros me dijisteis:cromos de desgracias humanas"
-"no hombre no,te has equivocado.Tendrias que haber dicho "cromos desgraciados"
Aunque os pueda parecer increible,me volvi a encaminar al dichoso kiosco,con la esperanza en el corazon.Al fin y al cabo,pensaba,todo se habia debido a un nimio error y dentro de poco podria tener en mis manos los anhelados cromos.
Conforme me volvia a acercar al kiosko,los ancianos adoptaron una postura de alarma ,mientras que su cara denotaba toda una galeria de expresiones que iban desde la sorpresa,a la colera mas profunda.Quizas por sus venerables cabezas paso como una rafaga la idea de que yo iba a disculparme por mi incorrecta actuacion anterior.
asi que me planto alli,delante de ellos y con toda mi buena intencion les suelto:
-"¿tienen cromos desgraciados"
aquello fue sin duda la gota que colmo su vaso.Enajenados y fuera de si salieron de aquel antro blandiendo sus temibles garrotes y a toda la velocidad a la que les permitia sus artriticos miembros se acercaron amenazadoramente para hacerme pagar mi doble osadia.
Ante tamaña,y para mi incomprensible reaccion, sali disparado por la calle perseguido,no muy de cerca,por tan terrible duo.
Fue entonces cuando me gire y vi en la esquina cercana a mis amigos muertos literalmente de risa.Entonces y solo entonces me di cuenta de la increible broma de la que habia sido objeto.Mientras seguia corriendo me gire y les solte un "malditos cabrones" que se oyo a kilometros de distancia.
Por la cara que pusieron los ancianos,mientras proseguian con nuevos brios la persecucion,me di cuenta de que habia cometido mi tercer error.

26 comentarios:

  1. JAJAJAJA!!!! muy bueno Juanjo. Seguro que perdiste el interés por coleccionar algo durante algún tiempo.

    Saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  2. Antonio:Como tu dices durante un tiempo.....pero la verdad es que soy coleccionista convulsivo(aunque ya no de esos cromos claro)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Jejejejeje... y tu hermano todavía no te ha contado que todo fue SU VENGANZA...

    Muxu bat

    ResponderEliminar
  4. Stultifer:De esos si que me hice la coleccion.....aun la tengo
    Kaoki:nunca se me habia ocurrido tan retorcido plan¿Tu crees?
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. te mando un beso grande y te agradezco el seguir compartiendo experiencias a traves de blogs...

    ResponderEliminar
  6. Gianna:gracias a ti por leerlas y estar ahi
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pero entonces los cromos de qué eran? quenomentero, vamos que eras un pardillo ha quedao claro jeje. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Nieves:los cromos nunca existieron salvo en la malvada mente de mis amigos y tambien en la enfermiza mia.Y por supuesto que era un pardillo......y aun lo soy
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Jajajajaja...¿y no te valían de la liga de fútbol, la abeja Maya o Mazinger Z...por ejemplo?

    ResponderEliminar
  10. Lakacerola:o de naranjito ya puestos....ja,ja,ja.La verdad es que no.....se ve que buscaba algo mas "autentico"...ja,ja
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Para que luego digan de los gatos que son curiosos. A ti si que te hubiera ido bien ese apodo en aquel entonces. Si es que ese dicho de que la curiosidad mato al gato, a veces da en el clavo. Menos mal que tu corrias mas que los ancianitos del kiosko jajajaja!! Me parto contigo :D:D:D

    Hay que reconocer que tus amigos fueron muy muy ingeniosos (aunque maquiavelicos) para maquinar el plan y para conseguir que te picara tanto la curiosidad eh!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Gata Negras:Hoy en dia creo que me agarrarian sin problemas....ja,ja,ja
    Me alegro que te diviertas con mis historias que aunque parezcan inverosimiles son totalmente ciertas
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Increíble! jajajaa Imagino tu cara al darte cuenta de que eras la víctima de su broma, jajaja Parece que el coleccionismo de cromos es algo que perdura hoy día, sólo cambian los personajes.

    Buena anécdota, muy representativa de esa edad.

    ResponderEliminar
  14. Jo:imagina.....y te quedaras corta.Son anecdotas que hacen divertida nuestra vida.Me alegro de que te gustara
    Besos

    ResponderEliminar
  15. ja,ja,ja...la curiosidad mato al gato,en este caso como decimos por aqui mas infeliz que un sidral,saludos.

    ResponderEliminar
  16. Curiosón jajajajjajaja pobrecito pecaste de inocente
    Yo coleccionaba canicas...
    Un beso guapetón mio

    ResponderEliminar
  17. Es que oir como te llaman"desgracias humanas" o "desgraciados".es mucho más de lo que podían soportar los pobres viejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Severino:¿mas infeliz que un sidral?Que bueno.....nunca lo habia oido.Un abrazo
    S:En el fondo siempre he sido un inocenton....seguro que con tus canicas no te metiste en estos berenjenales.Un besazo guapisima
    Disancor:entiendo que a ellos no les sonara muy bien,pero os prometo que en ningun caso fue mi intencion insultarlos.Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. MUY BUENO, COMPAÑERO..

    UN ABRAZO Y EL PENSAMIENTO PERMANENTE DE MALENA!

    QUE PASES BUEN FÍN DE SEMANA!

    ResponderEliminar
  20. Jo jo jo ..juanjo desde luego si te llegan a coger (te cogieron?) te hubieran dado una del 7..pero la broma es muy muy buena...Que gracia..Un abrazo...

    ResponderEliminar
  21. Carlos:un buen fin de semana y mandale mis besos a Malena
    Alijodos:No me cogieron......en aquella epoca aun corria mas o menos.He de reconocer que se la curraron bastante esos cabronazos de mis amigos.Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Qué bonita es la amistad preadolescente...

    ResponderEliminar
  23. No te conozco en persona, pero te imaginaba en acción y de verdad que me has hecho reir. ¡¡¡¡AHHHH, CÁNDIDA NIÑEZ!!!!!! Besitos y saluditos desde Cáceres.

    ResponderEliminar
  24. Pecosa:¿a que si?.Besos
    Liova:Si me conocieras en persona posiblemente aun te hubieras reido mas imaginandote mis caras de bobo mientras me increpaban esos venerables ancianos.Besitos y saluditos desde Valencia

    ResponderEliminar
  25. Esta es una historia completamente veridica. No es ficcion

    ResponderEliminar