martes, 9 de marzo de 2010

El extraño caso de phineas Gage

Phineas Gage aunque nos recuerde al nombre del protagonista de la vuelta al mundo en ochenta dias,fue un personaje real.
Era obrero de la construccion y conocido por su caracter afable,social y servicial.Buen compañero de sus amigos y buen marido de su esposa,su vida quizas no tenia nada de espectacular pero tampoco era ningun paria social,ni una persona marginal.Hasta que ocurrio el accidente
Trabajando un dia en la obra Phineas tuvo la increible mala suerte de que su craneo fuera atravesado por una barra de hierro de unos 6 metros de largo......lo mas increible de todo es que no cayera al suelo fulminado inmediatamente,como era logico suponer,sino que llego al medico por su propio pie e incluso tuvo la entereza de animo de comentarle al doctor que al parecer le iba a dar un poco de trabajo.
Siguiendo esta cadena de increibles pero contrastados sucesos,le fue extraida la barra de hierro sin que sufriera al menos aparentemente ningun daño extraordinario,hasta el punto incluso de que a los pocos dias pudo hacer de nuevo vida normal.
Sin embargo,algo en el habia cambiado,ya no era la misma persona.Los que lo conocian de un modo mas intimo no tardaron en darse cuenta de que el nuevo Phineas Gage poco tenia que ver con el anterior.....su simpatia se habia convertido en irascibilidad,sus sonrisas en gruñidos,sus deseos de agradar en subitos ataques de ira.


Por lo que respecta a su vida laboral la cosa no iba mucho mejor:de ser una persona laboriosa y responsable paso a convertirse en un despreocupado,un haragan y una persona incapaz de preveer las consecuencias de sus acciones ni de planificar ningun tipo de accion futura.


Lo que habia ocurrido es que al parecer la vara de hierro que le atraveso el craneo no afecto para nada a sus capacidades racionales basicas y sin embargo afecto de pleno a la zona de los lobulos frontales,una zona del cerebro que parece estar mas vinculada a nuestras emociones y a la formacion de eso que consideramos nuestro caracter o personalidad.


Phineas Gage sobrevivio muchos años a este terrible incidente y su caso se sigue mencionando hoy en dia como uno de los mas clasicos en la historia de la neurologia y en concreto en el estudio de como las lesiones cerebrales pueden afectar a lo mas intimo de nuestra personalidad.Tanto es asi que incluso corre la hipotesis de que Stevenson se baso en este caso para escribir su famosa novela del doctor Jekyll.


Cabria preguntarse quien era entonces el autentico Phineas Gage,si el de antes o el de despues del accidente.¿acaso es posible que el incidente liberara al autentico Phineas que hasta entonces habia permanecido dormido?¿O es que los dos eran el autentico Phineas Gage?¿O ninguno de los dos?.....lo cierto es que da vertigo pensar como nuestra forma de ser puede depender tanto de una simple vara de hierro,no?

20 comentarios:

  1. Gracias!
    Me encanta aprender de tu mano.
    Creo que todos tenemos dos ó más personalidades que dejamos mostrar cuando queremos y con quien queremos.
    Quizás tu protagonista fueran la misma persona pero, dada la vida que había llevado hasta el momento, no tuvo que sacar su parte más negativa.
    Yo lo comprendo, quizás por mi doble personalidad dependiendo a quien tengo frente a mí.
    Para tí, mi parte más cariñosa.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por tus palabras y por tu parte mas cariñosa......que estoy convencido de que es muchisimo mas grande que la otra(aunque estoy de acuerdo contigo en eso de que poseemos mas de una cara o personalidad)
    Un gran beso para ti Emibel

    ResponderEliminar
  3. Que diera gracias al menos de que no muriera por que es lo que hubiese sido más lógico que pasara... Pero fijate que esto me recuerda a un a peli "a proposito de henry" en donde un abogado famoso y cruel cambia a raíz de que le pegan un tiro...Un placer leerte de nuevo...

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo llegó al médico con una vara de 6 metros en la cabeza?

    ResponderEliminar
  5. Alijodos:es cierto que esa pelicula trata un tema similar.....no me extrañaria que se hubiera basado en este caso real u otro similar.Por otra parte no tengo muy claro que tuvo suerte de no morir.....debe ser jodido aprender a vivir una vida diferente.El placer es mio de tenerte otra vez por aqui
    Stultifer:eso mismo fui lo que me pregunte yo......pero al parecer hay testimonios fidedignos de que ocurrio exactamente de ese modo.....te lo imaginas llegando al consultorio de esa guisa o yendose a tomar unas cañas?

    ResponderEliminar
  6. El tio de la vara jajajjaja
    Algunos despiertan más pronto que otros,otros no despiertan nunca...
    A muchos les haría falta atravesarse el cráneo.
    Y a otros,simplemente darles con la vara en la cabeza.
    Creo que todos tenemos algo oculto.
    Si no,de dónde viene la frase "jamás pensé que iba o que diría ésto"?
    un besazo mu gordo

    ResponderEliminar
  7. A mi me harecordado a un libro que lei hace tiempo,el vizconde demediado de Italo Calvino,en el cual un tipo es partido en dos por una bala de cañon y sobreviven las dos mitades una buena rayando la candidez y otra mala,la hijoputez misma,creo que las personas tenemos dos mitades una tapa la otra y todos tenemos ese lado oscuro,saludos.

    ResponderEliminar
  8. S:Es sin duda el original y veridico "tio de la vara".Estoy de acuerdo......todos tenemos algo oculto,unos mas que otros.Un besazo aun mas gordo para ti.
    Severino:No he leido ese libro de Calvino,aunque si "el baron rampante" que tambien te recomiendo.No obstante lotendre en cuenta para una futura lectura.Un saludazo

    ResponderEliminar
  9. Increíble historia aunque entiendo que real. La mente, el cerebro, nuestra esencia es tan complicada y tan relativa... La irracionalidad que todos llevamos dentro se compensa con nuestra formación, nuestra ética y nuestra lógica. Cuando falla, quizá todo se derrumba y sacamos la parte animal innata. BESITOS Y SALUDITOS DE SOL DESDE CÁCERES.

    ResponderEliminar
  10. Liova:por supuesto,la historia es totalmente cieta.Tu explicacion me ha parecido muy coherente y muy bien construida.Estoy totalmente de acuerdo contigo.....y aun asi....como nos cuesta admitir lo cerca que estamos de la animalidad,verdad?.Besitos y saluditos desde Valencia

    ResponderEliminar
  11. En realidad, nunca podemos estar seguros de nuestra verdadera identidad. Un golpe, un contratiempo, y nos convertimos en otro y luego...¿cual es el verdadero?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Disancor:ese efectivamente es el enigma que Phineas Gage plantea.....al fin y al cabo el enigma del ser humano.Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bueno en este caso tampoco es una simple barra de hierro jajaja!!

    Yo creo que tenemos esas dos partes dentro de nosotros siempre, pero por alguna razón una de ellas es más fuerte y está por encima de la otra. La prueba está en que todos somos buenos, pero si nos tocan mucho las narices podemos convertirnos en verdaderas "fieras".

    No conocía la historia de Gage, me ha parecido muy interesante...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Ayss se me ha olvidado la otra parte, y la otra prueba está en que "los malos" también tienen un punto débil y de vez en cuando dejan asomar su parte sensible y bondadosa.

    ahora creo que si. Ya está :D:D:D

    ResponderEliminar
  15. Sí, la verdad es que asusta un poquillo. Esperemos que no nos pase a nosotros. Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. El auténtico creo que era el de antes del accidente pues fue después de éste y debido a que le afectó la zona que tu indicas, cuando cambió de comportamiento. Me recuerda a los adultos cuando les entra Alzheimer, creo que uno de los síntomas es el cambio de humor si no recuerdo mal, no creo que debamos achacárselo a que son así sino que la enfermedad les ha afectado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Gata negra:Ojala fuera tan optimista como tu cuando afirmas que en principio todos somos buenos.....me gustaria creerlo,pero.....Un beso para ti.
    Alvaro:Cruzemos los dedos para que no nos ocurra a nosotros.Un saludo
    Kacerola:es muy interesante tu comparacion de este caso con el Alzheimer y hay mucho de cierto en tus palabras.Un abrazo.
    Maripaz:bienvenida,gracias por leerme y participar.Saludos

    ResponderEliminar
  18. Juanjo, gracias por tus pals. en El País de los Bosques, mi espacio..., y tb, el tuyo...

    En cuanto al post, invitas a la reflexión,
    pq,¿entonces sólo aparentamos "ser", hasta
    q ocurre un incidente q cambia para siempre
    nuestra vida?

    Me provoca escalofríos, y despierta mi curiosidad!

    Gracias..., por traernos la historia de Phineas!

    Abrazo_Inmenso y Momentos_Dulces, el resto
    de semana!

    Male.

    ResponderEliminar
  19. Malena:gracias a ti por tus bonitas palabras.Ciertamente da vertigo a veces pensar en que puede consistir o a que se pueda reducir nuestra identidad personal.Un abrazote y miles de momentos dulces para ti

    ResponderEliminar