lunes, 9 de junio de 2014

Todos fuimos niños

A veces cuando vas paseando por la calle demasiado a menudo te cruzas con personas que van arrastrando viejos carritos de la compra. No vienen del supermercado: ese carrito es su casa, su medio de transporte y de subsistencia, todo en lo que se ha convertido su vida.Normalmente suelen desviar su mirada pero si te miran lo hacen con tristeza y siguen avanzando...quizas hacia el proximo contenedor que solo cinco minutos antes ya fue vaciado por un joven con un palo alargado
A veces cuando estas de compras ves mujeres embarazadas, con niños, jovenes, adultas, ancianas, tumbadas en el suelo,rodeadas de mugre, pidiendo algo para comer o para hincarse en las venas...en cualquier caso para subsistir un dia mas
A veces ves a hombres de cincuenta años durmiendo bajo un portal una fria noche de invierno o en un parque si el tiempo lo permite. algunos huelen a vino, todos a rancio
A veces ves a jovenes que ya parecen viejos rodeados de su propio vomito
Y entonces te da por pensar que todos ellos fueron un dia niños, niños posiblemente ingenuos, posiblemente felices. Que probablemente todos ellos tuvieron una madre que los queria (  incluso algunos aun la tienen) que les dio de mamar, que los acaricio, que les cambio su ropa, que les dio un beso para curar sus pupas, que por la noche les contaba un cuento para que pudieran dormirse y te preguntas...en que momento esos niños se convirtieron en lo que hoy en dia son?

18 comentarios:

  1. Demasiadas veces me asalta el mismo pensamiento. Besos

    ResponderEliminar
  2. emejota: Me encanta cuando coincidimos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como duele la realidad ... la vida mata.
      Un nudo en la garganta y un velo de agua y rabia en mis ojos añorando ese besito en mis rodillas sagrientas, puede ser que ... como ellos ?
      Abrazos
      Concettina

      Eliminar
    2. Concettina: seguramente como muchos de ellos
      Un beso

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Manuel: Duele desde el momento del nacimiento al de la muerte
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que triste es a veces la realidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Reflexiones como ésta deberían ocupar la mayor parte de nuestro tiempo. La empatía -es decir, la imaginación que nos sitúa en el lugar de los otros- es la base de la democracia. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose Luis: Quizas sea lo que nos hace humanos y desgraciadamente, y ojala me equivoque, arece que cada vez se esta perdiendo mas
      un abrazo

      Eliminar
  6. Hiciste q se me salieran las lagrimas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciernaga: Si te he causado esa sensacion es porque debes ser una persona sensible y a mi me encanta conocer a personas asi
      un beso

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciernaga: y se me olvidaba....bienvenida al blog :)

      Eliminar
  8. la vida es una puerta abatible, un día estás en un lado y al día siguiente estás en el otro, nunca sabemos que se ha roto en esas mentes..pero somos tan frágiles.. aun así quiero pensar que ese niño permanece en cada uno de nosotros hasta la muerte y solo cada uno lo puede ver, un saludo

    ResponderEliminar
  9. Mar: Me ha gustado la metafora de la puerta abatible
    Estoy completamente de acuerdo contigo
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Respecto a este tema siempre me doy en la cabeza contra dos pilares controvertidos:

    -1) ¿Es la sociedad, en su conjunto, la culpable de la creación de estos seres casi inframundanos, y por tanto sobre ella recae toda la responsabildad moral?

    2) ¿Es el propio individuo el culpable de su situación, ya que ha tomado sus propias decisiones, es decir ha elegido su futuro, y como consecuencia es responsable de éstas, tal y como dice Sartre "el hombre está condenado a ser libre"?

    Mi mecanismo inmediato en estos casos es la "reducción al absurdo", que da como resultado la siguiente cuestión o planteamiento:

    ¿Y si en realidad, algunas de estas personas consiguen ser felices en esta condición transgresora tal y como Diógenes desarticuló al irrebatible Alejandro Magno "apartaté que me tapas el Sol"?

    Como plantea la película de "Trainspotting", ¿se puede hacer de un medio hostil un estilo de vida?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pekosilla: como siempre tus respuestas me hacen reflexionar y eso me gusta mucho
      Sin embargo dudo mucho que alguna de esas personas pueda ser realmente feliz...tampoco creo que los personajes de Trainspotting lo fueran y el ejemplo mas contundente de ello es que el protagonista sale de ese medio hostil en cuanto ve la posibilidad y solo aspira a ser "como nosotros"
      Un beso

      Eliminar