miércoles, 24 de abril de 2013

Mitridates VI, inmune

La historia es una galeria constante de personajes grotescos y horribles. Algunos son tan conocidos que sus nombres enseguida nos llegan a la boca,  pero otros quizas no lo sean tanto
Este es el caso de Mitridates VI rey de Ponto situada en la actual Turquia.
Este hombre llego al poder con un glorioso curriculum a sus espaldas: Conjuro contra su padre, encarcelo a su madre y asesino a su hermano...como veis sabia como deshacerse de la competencia
La cuestion es que despues de conseguir el trono de un modo tan despiadado no es dificil suponer que recelase de todo bicho viviente que se le aproximara y que desarrollara una cierta paranoia persecutoria
Por eso al bueno de Mitridiates se le ocurrio que todo el mundo queria envenenarlo ( y a lo mejor no iba tan desencaminado) y tal fue su obsesion que se le ocurrio una idea sin duda alguna "genial": Se suministro a si mismo pequeñas dosis de diferentes venenos con la finalidad de conseguir ser inmune a todos ellos...y parece ser que lo consiguio pues efectivamente resistia dosis de veneno capaces de tumbar a un caballo
Al final ocurrio lo que tenia que ocurrir: Un soldado de la corte cansado de su dictatorial manera de ejercer el poder lo atraveso con un cuchillo y lo mato...y contra eso no habia antidoto posible




28 comentarios:

  1. De locos.... qué se puede esperar!!!! pues... locuras!!!! Besos niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liova: Era un hipocondriaco pero a lo bestia
      Besos

      Eliminar
  2. La inmensa mayoría de gente nos vamos tomando pequeñas dosis de "cianuro" a diario que nos envenena cada día y minan nuestra felicidad y bienestar.

    Mitridiates se lo ganó a pulso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio: lo cierto es que escuchar el telediario todos los dias nos va envenenando la sangre y desgraciadamente nos inmuniza cada vez mas sobre las desgracias del mundo
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Todos, en mayor o menor grado, nos inmunizamos para no sufrir, para no pensar, para que no nos afecte nada y así ser felices (o eso créemos).
    Por desgracia cada día intentamos ser indolentes ante lo que nos rodea y no nos gusta en lugar de hacer algo para cambiarlo.

    Un besínnn :)

    ResponderEliminar
  4. Ababol: Tienes todita la razon. Sin inmunizarnos la mayoria de nosotros no podria sobrevivir en este caotico mundo
    Un besinazo para ti

    ResponderEliminar
  5. A lo que puede llevvar la paranoia pero bueno en esos tiempos solo sobraevivian los más fuertes y él quiso ser inmortal pero como has dejado claro, no lo era.
    Besos inmunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria: Muchas personas han anhelado la inmortalidad...todas fracasaron
      Besos

      Eliminar
  6. Había oído algo parecido de Rasputín. Veo que el poder debe ejercerse desde la más absoluta de las precauciones. Sobretodo si es absoluto. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose Luis: pues habias oido bien . Rasputin ademas de al parecer ser poseedor de un impresionante miembro viril era tambien un hipocondriaco de armas tomar
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Vivimos afectados por el veneno de esta compleja situación, atormentados por la evolución del mundo, y necesitamos un antídoto para seguir el curso de esta historia......................
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hada: Lo malo es que no parece facil encontrar ese antidoto
      Mientras tanto te mando mi beso

      Eliminar
  8. jajaja si es que hace falta ser bruto para hacer eso... en fin, lo más simple, siempre es lo más efectivo

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  9. Abismo: desde luego...nada como un buen cuchillo en el cuello...ja,ja :P
    Besos desde el borde del abismo

    ResponderEliminar
  10. El hacer de este rey, era ejemplo en las clases de inmunología sobre inmunnizaciónes. Es el mismo sistema que usa las vacunas: Infectar, para salvar.

    Saludos Juanjo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel: ciertamente asi es, aunque quizas un poco a lo bestia
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Pobre criatura, tanto inmunizarse para al final morir por sobredosis de hierro. ¿Nunca tuvo un consejero que le advirtiera eso de que "el que hierro mata..."?, jeje. En fin, está claro que un tirano sin paranoias ni es tirano ni es nada. Pues ahí se las den todas. Un abrazo, Juanjo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roberto: desde luego tirania y paranoia han ido siempre muy unidos. Me ha gustado eso de "a hierro muere"
      Un abrazo

      Eliminar
  12. No se de donde sacas estas cosas... que tremendo
    a veces el poder es el peor veneno del alma
    el hambre de poder por el poder

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo: Soy una autentica enciclopedia de hechos curiosos. Los colecciono. No me sirven absolutamente para nada pero al menos te sorprendo de vez en cuando :)
      Besazos guapa

      Eliminar
  13. Se le olvidó que hay muchas formas de matar no sólo con venenos.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. la MaLquEridA: Justamente no penso en lo mas obvio
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Desde luego que no había antídoto para eso ^^

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva: Como no te pongas un collar de hierro¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
      Besos Evita

      Eliminar
  16. En vez de sangre le corría veneno por las venas a Mitridiates. Yo creo que sí mordió a alguien en vida lo mató igual que una serpiente :-)

    Un abrazo Juanjo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio: ja,ja,ja...me has hecho reir pero probablemente tengas razon
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Zas!!! por tonto!!!
    Si es que al final caen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lakacerola: Mas como ese hace falta que caigan
    Besos

    ResponderEliminar