lunes, 8 de abril de 2013

El hombre que amaba a los hospitales

Para la mayoria de nosotros los hospitales son sitios a los que no nos gusta demasiado ir ni como visitantes, ni mucho menos como pacientes.
Solemos asociar a los hospitales con escenas de dolor, con noticias tragicas, con alarmas y urgencias....y con esa desagradable comida que solo alli pueden darte¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Pero no todas las personas opinan igual...hay otro modo de ver los hospitales.Yo lo he entendido tras leer este texto de Sergi Pitol un interesante escritor catalan....y la verdad es que hasta me ha convencido...ya me direis vosotros:
"Adoro los hospitales.Me devuelven las seguridades de la niñez: Todos los alimentos estan junto a la cama a la hora precisa. Basta oprimir un timbre para que se presente una enfermera, ¡A veces hasta un medico¡. Me dan una pastilla y el dolor desaparece, me ponen una inyeccion y al momento me duermo".

Esta entrada se la dedico a Clara y Deborah futuras medicas, antiguas alumnas y siempre espero que amigas mias. Con ellas estoy seguro de que los hospitales seran cada vez un sitio mejor.

28 comentarios:

  1. Tiene razón ese buen Catalán.

    Besos Juanjo

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena y ánimo a tus amigas, siempre he creído que el trabajo de médico, el vocacional, el que lucha en el hospital, frente a los acontecimientos, la suerte y los recursos no está pagado con dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio: yo tambien lo creo al igual que tu.
      En cuanto a mis amigas, no temas, son personas de tremenda fuerza de voluntad e inteligencia...no dudes que acabaran convirtiendose en excelentes profesionales porque personas ya lo son
      Un abrazo

      Eliminar
  3. JAJJAJA oohhh Juanjo, ¡¡¡que tierno!!! ojalá tus deseos (y también los mios) se cumplan, de momento me conformo con soñar (que no es poco).

    ¡Prometo aprender a cocinar para poder hacer menos agónica vuestra estancia!

    Además si yo fuera gerente de un hospital, contrataría prsonas (mejor si son voluntarios) para que leyeran a los pacientes ¿que te parece la idea?

    Porque las palabras hacen daño, pero también curan.

    Besos, y un honor formar parte de este microespacio virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pekosilla: Si ademas de todo encima te conviertes en una excelente cocinera ya no me cabe duda de que seras la doctora perfecta :)
      En cuanto a la idea de leerles a los pacientes a mi me parece genial. Hay muchos enfermos a los que les gustaria leer y desgraciadamente no pueden
      Por supuesto el honor de tenerte aqui es mio
      Un besazo Clara

      Eliminar
  4. Los hospitales deberían ser ese sitio maravilloso al que se refiere el autor. Lástima que en muchos casos van asociados a nuestros peores recuerdos. Los buenos -que también los hay- no pueden borrar esa impronta amarga. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Jose Luis: sin duda dominan los malos sobre los buenos...es ley de vida
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No me gustan los hospitales, nadie esta allí por gusta, no son vacaciones pagadas ..........pero adoro a esos profesionales, a los que no se les puede exigir ser héroes, ni inmolarse por la causa, pero que siguen dando el DO de pecho en circunstancias precarias, liderando la reconquista de la dignidad en el trabajo.

    Besos Juanjo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hada:Lo mejor de los hospitales son sin duda sus magnificos profesionales que dignifican nuestro sistema de sanidad publico...ese mismo que quieren carguarse
      Besos

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roberto: Eres un perfecccionista...je,je

      Eliminar
  8. (Elimino lo anterior y corrijo, que se me olvidó una cosa que decir, jeje)

    Las palabras "hotel" y "hospital" tienen el mismo origen (hospitalis domus = casa del huésped), y lo ideal sería que fueran también casi lo mismo. Y no me cabe duda que la vocación de muchos profesionales de la sanidad apunta a ese ideal, incluso poniendo su buena dosis de amor e ilusión que serían impagables. Creo que merecen todo el respeto, aunque es obvio que, por preferir, todos preferiríamos recibir todas esas mismas atenciones en un hotel de verdad, y rebosantes de salud. Un abrazo, Juanjo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roberto:Como siempre gracias por tus apuntes y precisiones que enriquecen estas entradas
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Lastima que muchos políticos actuales piensan que los hospitales, lejos de ser una inversión futura, solo los ven como generadores de gasto...

    Saludos Juanjo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel: Al final nuestro buen sistema de sanidad publica sera privatizado y todos sufriremos las consecuencias
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Si... debemos apreciar la sonrisa y el trabajo de la gente en un hospital, es cierto, porque aunque recordamos muchas estancias con dolor, también nos van poniendo "parches" para continuar!
    Y la sección de bebés recién nacidos ehhh? hay algo tan bonito!

    Besos abiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abismo: Esa es la parte mas bonita de los hospitales...aquella que no esta relacionada con el dolor y la muerte sino con la vida
      Besos desde el borde del abismo

      Eliminar
  11. hoy justamente evadí hablar de algo sobre estar en un hospital, pero ahora que reflexiono...
    que bueno que exista gente ahi que puede apoyar o ayudar...
    es una noble profesión
    ce4ra de la muerte
    del dolor
    y de la vida


    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo: En principio los hospitales no le resultan agradables a nadie.Pero gracias a esos profesionales lo que resulta horrible se hace al menos digerible
      Y efectivamente....no hay profesion mas cercana a la vida y la muerte
      Besazos guapa

      Eliminar
  12. No me gustan los hospitales para nada aunque en ellos he pasado los mejores y los peores momentos de mi vida. Entrar en ellos es la incertidumbre total.
    Un poco comodón Sergi Pitol :-)

    Un fuerte abrazo Juanjo!

    ResponderEliminar
  13. Antonio: Ja,ja,ja.....yo creo que ha sido capaz de darnos otra version de los hospitales. solo por eso tiene merito
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ciertas son las razones que se argumentan pero... no quiero tomar una pastilla para el dolor porque eso significa que algo me duele, no quiero que se presente al lado de mi cama personal sanitario... prefiero... ejemmmmm!!!!! (jajajajajajaja), prefiero comer en un buen restaurante antes que el catering de un hospital...

    que si un día me toca me tendré que aguantar pero mientras pueda... retuerzo los argumentos!!!
    Besos de mucha salud mi amigo Juanjo.

    ResponderEliminar
  15. Liova: pues haces bien en retorcerlos Liova...aunque imaginate a un espectacular medico justo al lado de tu cama.....ja,ja,ja
    Besos con salud Liova

    ResponderEliminar
  16. Liova: ja,ja,ja. Muacks¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Parece más un sindrome de estocolmo que un gusto incondicional por los hospitales, jaja

    ResponderEliminar
  18. Esencia congelada: siiiiiiiiiiiiii...estoy de acuerdo contigo. Tenia que aparecer la opinion de la psicologa :)
    Otro dia te dedicare una entrada a ti :)
    Besitossssssssssss

    ResponderEliminar